Blogia
FORO LIBER@L

II PREMIO CONVIVENCIA CIVICA CATALANA

Anoche se entregó en Barcelona el segundo premio Convivencia Cívica Catalana, que en esta ocasión recayó sobre las asociaciones (así, en plural un detallazo) de víctimas del terrorismo. La asistencia superó las expectativas. Leí anoche en LD que éramos 300, y puedo asegurar que solo contando asientos ya pasábamos de 500, y había gente de pie. Único lunar: la media de edad, bastante alta.

Y es que el cartel merecía la pena: Mayor Oreja, Vidal Quadras, Redondo Terreros, Francisco Caja y Rosa Díez, que finalmente no pudo acudir por problemas familiares pero envió una sentida carta que fue públicamente leída.

Estaban también Mikel Buesa, Jorge Trías Sagnier, los hermanos Fernández Díaz (Jorge y Alberto), Josefina Albert, los diputados Rafael Luna y Daniel Sirera, unos mandos de la Guardia Civil y la Policía Nacional, y por supuesto Francisco José Alcaraz, presidente de AVT, que recogió el galardón.

Paco Caja hizo de maestro de ceremonias. Es el profesor tristemente conocido por el hecho de que, como defensor del bilingüismo, losradicales revientan sistemáticamente todos sus actos, habiendo legado a agredirle físicamente.

Intervino primer Nicolás Redondo, que recalcó reiteradas veces que hablaba a título personal y no en nombre de su partido, en el que sin embargo dijo que seguramente seguiría siempre, porque había nacido en él. Realizó una sentida defensa del pacto antiterrorista, y de otros pactos entre los dos grandes partidos nacionales, porque de este modo se deja mucho menos terreno de juego a los chantajes nacionalistas. Al igual que los demás oradores, manifestó su apoyo total e incondicional a las víctimas del terrorismo. Un muy buen discurso, muy aplaudido.

El nivel de aplausos creció sensiblemente cuando subió a la tarima Jaime Mayor Oreja, no en vano el público tenía toda la apariencia de ser mayoritariamente popular. En una intervención muy sensible, Mayor denunció las mentiras históricas sobre las que se construye el nacionalismo, y el inmenso error que supone dar oxígeno a una banda que estaba prácticamente acorralada. También él señaló como referencia ética y de dignidad a las víctimas del terrorismo y sus asociaciones.

Como siempre, el mejor orador fue Alejo Vidal Quadras, que nos dejó a los catalanes el punto nostálgico: ojalá volviese. Nadie es capaz de nir con tanta maestría el rigor argumental, la ironía sangrante, la ratoria brillante y la contundencia más absoluta en un discurso. Nadie dice ni ha dicho nunca en el PP las cosas tan claras y tan bien dichas. Es difícil entresacar las mejores frases, porque el discurso en su conjunto fue muy brillante. La identificación de nacionalismo con exclusión y con totalitarismo; la necesidad de volver a aprender a llamar a las cosas por su nombre; la afirmación directa y clara de que no hay nacionalismo bueno, de que hacia el interior genera tensiones y desigualdades y hacia el exterior enciende las guerras; la evidencia de que hablar de terrorismo en España nos lleva inevitablemente a hablar de nacionalismo, y de que ello es así porque la única diferencia está en una distribución eficiente de las tareas. Cita textual: "si todos estuviesen sacudiendo el árbol, nadie podría ocuparse de recoger las nueces". Ovación de gala. Nadie mata hoy en España por ideología, sino por identidad, por nacionalismo. Las palabras dignidad, traición, cobardía, volaban por la sala con destinatarios muy concretos e identificables. Los reproches a quienes intercambian zalamerías con las emisarias del PCTV y comparten mesa con los del pacto de Perpiñán no dejaron a nadie indiferente. Y el broche de oro con una cita de León Felipe que lamento no recordar textualmente, pero que venía a ser una pregunta a España: ¿por qué siempre acabas engendrando traidores?

Cerró el acto Paco Caja, antes del agradecimiento de Alcaraz. Caja dio un brillante argumento: el pacto antiterrorista no es un simple pacto entre dos formaciones políticas, sino entre los políticos y los ciudadanos, y por tanto no lo puede romper un partido unilateralmente. Es un compromiso de los políticos con sus ciudadanos, en el sentido de no negociar nunca con los asesinos, de no pagar jamás un precio por la paz. Paz que, tal como dijo también muy bellamente Mayor Oreja, solo puede ser entendida como triunfo de la libertad.

Francisco José Alcaraz, muy nervioso y emocionado, invitó a todos a
asistir a la manifestación de hoy sábado y recordó solemnemente el lema de la misma: Por ellos por todos, en nuestro nombre no a la negociación.

Algunas observaciones más como cierre: primera, esta asociación es de las pocas que pueden permitirse el lujazo de reunir en una misma tribuna a miembros tan destacados de ambos partidos nacionales. Segunda, es increíble que un mismo partido pueda albergar en su seno a gente tan distinta como Redondo Terreros y Zapatero. Tercera, planeó en el ambiente la insinuación, efectuada sobre todo por Mayor, de que Vidal Quadras quizá pudiese volver. Cuarta, ¿dónde estaba Wally - Piqué?

No estoy acostumbrado a hacer de corresponsal, de reporter Tribulete, así que no tomé notas. Me he dejado muchas cosas que los compañeros jarim, gata y AR sin duda completarán. Pero fue una inmensa satisfacción asistir a este acto, una inyección de moral que en Cataluña necesitábamos.

Para comentar este artículo pincha aquí
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres