Blogia
FORO LIBER@L

BUTTIGLIONE

BUTTIGLIONE Los parlamentarios de la Comisión de Libertades han dado al traste con un principio democrático fundamental. No han reprobado a Buttiglione por su gestión política sino por sus ideas. Buttiglione,antes que político fue filósofo. Un filósofo católico, especialista
en Hegel, que no se avergüenza de su fe que durante años se dedicó a la doctrina social. El designado comisario hizo hace unos días unas declaraciones en las que aseguró que la homosexualidad era pecado, unas declaraciones en las que defendió la posición de la Iglesia
sobre el matrimonio. Franqueo la línea de lo políticamente correcto.

Muchos medios de comunicación se le echaron encima señalándole como apestado. Ya es una grave pérdida de libertad que en este comienzo del Siglo XXI el sistema cultural dominante no permita decir determinadas cosas sin ser censurado. Pero esa falta de libertad se
hace intolerable si llega a cambiar uno de los principios fundamentales del sistema político occidental. Democracia significa que nadie puede ser reprobado por sus ideas. Y ha llegado el extraño momento en el que se puede defender cualquier postura ideológica, pero a los católicos le es vedado expresar sus convicciones.

Sólo el clima moralismo asfixiante permite interpretar las palabras de Rocco Buttiglione como una declaración discriminatoria. El filósofo Buttiglione todos los días se confiesa pecador. En la tradición cristiana la palabra pecado siempre se pronuncia junto a la palabra misericordia. Pero eso ya no lo comprende un mundo que sólo incrimina
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

liberal -

Buttiglione ha sido reprobado correctamente. Las ideas expresadas por políticos no son simplemente ideas: son política. La libertad de expresión, en el sentido de poder decir que los homosexuales están en pecado, no la pueden disfrutar los políticos igual que cualquier ciudadano a título individual. La democracia tiene que permitirme, por ejemplo, escribir libros antisemitas, pero no a usarlos como arma política. A ver si distinguimos lo privado de lo público, especialmente los liberales
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres