Blogia
FORO LIBER@L

NO NOS ENFADEMOS CON EL GOBIERNO

Sí, lo digo en serio y no me he vuelto loco. Creo que nos equivocamos cuando centramos nuestras iras en algunas actitudes y decisiones del gobierno de ZP. Los criticamos ferozmente cuando, en realidad, no hay motivo para ello: la izquierda es esto, justamente, y es lógico que si tenemos un gobierno de extrema izquierda se comporte como tal. De hecho, estamos gobernados por una amalgama de socialistas, comunistas, ecologistas y republicanos separatistas. Sus decisiones, por tanto, son coherentes con su ideario.

Así, no debe extrañarnos que legislen a favor del "matrimonio" homosexual, de las adopciones por estas parejas, que allanen el terreno para la eutanasia o el aborto, que intenten expulsar a la Iglesia del ámbito educativo, que intenten diluir la influencia de esta institución introduciendo clases de islamismo en las escuelas, que sean furiosamente antiamericanos, que suban los impuestos, que bajen las desgravaciones, que ofrezcan papeles para todos, que se reúnan más o menos en secreto con grupos terroristas, siempre que sean de extrema izquierda y separatistas, que intenten obtener setenta años después la revancha de la Guerra Civil, que aticen el rencor entre españoles falseando la historia,... No tiene nada de particular: ésta es la esencia misma de la izquierda, y no tiene sentido rasgarse las vestiduras clamando contra un gobierno de izquierdas que hace una política de izquierdas.

Nuestra tarea, la de quienes no comulgamos con esa ideología y consideramos que llevará a España a la ruina, es más bien la de poner a la gente ante la evidencia de que eso es la izquierda. No olvidemos que hay cientos de miles de personas, todos conocemos a unas cuantas, que votan a la izquierda simplemente por eso, proque ellos jamás podrían votar a la derecha. Y les preguntas insistentemente porqué y no tienen más respuesta. Bien, la tarea pedagógica ha de ir por la vía de situarles frente a la realidad de lo que significa la izquierda.

¿No es cierto que más de uno y más de dos izquierdistas que conoceis os dicen, cuando les hablais por ejemplo de la adopción por homosexuales, "ah, bueno, es que con eso yo tampoco estoy de acuerdo"? Y sin embargo, seguirán votando izquierdas porque ven ese desacuerdo como una anécdota, como una pequeña desviación, sin entender que no es así, que realmente todo eso también forma parte del "paquete" izquierdista. Les preguntas igualmente por los papeles para todos, y en general te responden que no les parece bien. Les hablas de Carod y de Perpiñán y se avergüenzan. les hablas de subidas de impuestos y se rebelan. Les hablas de enseñar islamismo en las escuelas y se indignan. Pero luego, oh misterio, les afirmas convencido "entonces tú no eres de izquierdas", y presas del mayor desconcierto te empiezan a alegar que eso no tiene nada que ver, para acabar saliéndose por la tangente con un "es que yo nunca podría votar al PP":

Sugiero, pues, que nos inclinemos más a la pedagogia (lo sé: tarea ingrata y ardua) que a la crítica a un gobierno que, en definitiva,hace lo que le impone su ideología, lo que siempre han hecho los gobiernos de su color: gobernar desde la izquierda radical, con sectarismo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Anónimo -

Muy acertado
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres