Blogia
FORO LIBER@L

EL BOMBERO PIROMANO Y LOS PIROMANOS BOMBEROS

Allá por donde yo vivo, es lugar de frecuentes incendios. Hace ya muchos años que unos pirómanos desalmados provocaron uno, que aún perdura. Ha sido y continua siendo un incendio particularmente grave, que ha arrasado con todo: viviendas, cultivos, monte, bosques, y han sido muchas las vidas que se han perdido, las tragedias humanas
ocasionadas, la riqueza perdida y numerosas las familias que se han visto obligadas a huir a otras tierras más seguras, todo ello por culpa del incendio y de los pirómanos. Lo más grave ha sido que los pirómanos han seguido en su tarea, sin tregua ni cuartel, incluso han saboteado los equipos de los bomberos e inclusive han asesinado a
muchos de éstos cuando estaban trabajando en las tareas de extinción. En definitiva un panorama desolador.

Durante estos años hemos tenido varios jefes de bomberos, hasta ahora todos empeñados con menor o mayor acierto en acabar con el fuego, es cierto que sus métodos han diferido e incluso hubo uno que ensayó métodos no muy ortodoxos. Últimamente durante ocho años estuvo al frente de los bomberos, uno que comprendió que no había que dar tregua
al fuego ni a los pirómanos, luchó denodadamente con todos los medios a su alcance en aislar el incendio, consiguió la colaboración de prácticamente todo el mundo, construyó cortafuegos y finalmente casi consiguió aislarlo, solo era cuestión de tiempo que el fuego se acabara, sin oxígeno no hay combustión

Pero había un grupo de gente, capitaneados por un joven casi desconocido que aspiraba a ser el nuevo responsable de los bomberos, les movía, como luego se ha demostrado, la envidia hasta llegar al odio hacia el entonces jefe de bomberos. E iniciaron su asalto para desbancarle, para ello utilizaron una táctica consistente en responsabilizar al entonces jefe de todos los incendios que se producían allá donde fuere, en vez de ayudar culpabilizaban, si debían colaborar no lo hacían, hasta hay quien dice que vio a alguno de ese grupo hacer la vista gorda si empezaba otro fuego y las malas lenguas aseguran que a alguno le olían las manos a gasolina.

Finalmente consiguió su objetivo y fue elegido nuevo jefe de bomberos. Desde el principio su obsesión fue deshacer todo lo que antes habían hecho para luchar contra el fuego y se había demostrado eficaz, su ambición era pasar a la historia como un mesías, como el gran apagafuegos, para ello, como un simple aprendiz de brujo, no dudo en
que lo que debía hacer era reavivar un poco el fuego, ofrecer prebendas a los pirómanos y a cambio de ello, pensaba el muy iluso, me ayudaran ellos mismos a apagar el fuego.

Se puso manos a la obra, lo primero que hizo fue destruir los cortafuegos, y en vez de aislar el fuego aisló a los anteriores bomberos, permitió incluso que algunos conocidos pirómanos se alistaran en el cuerpo de bomberos, en fin se adivinaba la catástrofe
en cualquier mente medianamente pensante, no atendió a quienes habían sido víctimas del fuego y sabían perfectamente como las gasta, incluso hubieron voces de gente que antes le había sido próxima diciéndole que estaba equivocado, pero su plan para ser reconocido como un bombero mesiánico le impedía atender a las evidencias anteriores y al sentido
común más elemental que proclamaba que un "Jefe de bomberos no puede ser un pirómano, ni se pueden meter a bomberos a reconocidos pirómanos".

Pues bien, esto es lo que está ocurriendo en la España actual, un presidente que como el jefe de bomberos se ha convertido a la vez en pirómano, según él controlado y cantidad de pirómanos reconocidos (Oteguis, Ibarreches, Pachislopez, Carods, Odoneselorzas y tantos más) metidos a bomberos y los antiguos bomberos aislados y vilipendiados.
¿Cuál puede ser el resultado? Me temo que caótico sin un resquicio para la esperanza.

Hemos abierto un foro para comentar este tema. Si quieres dar tu opinión pinchaaquí
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres