Blogia
FORO LIBER@L

DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA NACIÓN

Ayer, pese a haberme hecho propósito de no escuchar nada del debate entre Rajoy y ZaPe, al ponerlo mi mujer en el salón, he de reconocer que, simplemente por el tono de la intervención de Don Mariano, me quedé enganchado. Duro, si, incisivo, si, dijo las verdades del barquero, esas que todo aquel que quiera algo a España, a una España de todos está deseando oír.

No ahorró apelativos, no. Fue directo, contundente, no dejó asunto que tratara sin aplicar un grado más de lo que la cortés dialéctica parlamentaria pide. No se calló.

Tan es así, que el Sr. ZaPe, tan de imagen de marca él, no pudo consentir, no lo consintió él tan puesto, que le recordara que está traicionando a los muertos. Si, Sr. Presidente. Si, está traicionando a los muertos, está traicionando a Buesa, está traicionando a M. A. Blanco, está traicionando a los cadetes guardias
civiles, a las niñas del cuartel de Zaragoza. Está traicionando a los muertos, y a los heridos, y a los huérfanos y a las viudas, está traicionando a todos aquellos que tuvieron que ir a recoger los despojos humanos que ha esparcido ETA en pos de una determinada idea de secesión que Ud. está dispuesto a debatir. A poner en duda una idea de España a cambio de conseguir una paz de una guerra que no es. Que es asesinato, que es crimen, por mucho que haya quien quiera concederles algún tinte político como está siendo su caso. Está traicionando a los muertos.

Y la principal prueba de ello es el precio político que ya está pagando. La presencia de Batasuna-ETA en el parlamento vasco de la mano de una marca distinta de la que Ud. tenía suficientes pruebas como para haber aplicado la Ley de Partidos.

De todo lo demás, lástima. Hay momentos en los que cualquier persona medianamente decente debe de empezar a sonrojarse. Yo me sonrojé. La caradura, la vaciedad del presidente es tal que si no fuera por su tremenda capacidad de llenar de luces de colores la nada, habilidad que hay que reconocerle, sería muy recomendable acercarse al retrete a vomitar. Pero Rajoy no lo hizo, se enfrentó en un cuerpo a cuerpo en el que sólo la puesta en escena del presidente, su capacidad para ser ruin sin que parezca que nunca ha roto un plato, le permitió salir con un poco de aire.

A la actuación de Rajoy, solo un pero, un pero que repite y se empeña en repetir. Zapatero no está secuestrado por Robira, no, Zapatero no está en una debilidad parlamentaria, no. Zapatero se está mostrando muy de acuerdo con todos los que están queriendo destruir España. Si se sintiera incómodo hubiera dado algún puñetazo en la mesa para decir ¡No!. ¡España no se traiciona! Pero en vez de eso, y pese a las múltiples veces en que se le pidió que respondiera a su idea de Nación Española, a saber cual es su idea de España, sólo se le ocurrió contestar, dentro de esa capacidad infinita de esparcir lodo, “la derecha piensa que sólo se defiende España cuando ellos están en el Poder”.

Pues bien, Sr. Zapatero, si realmente Ud. va a defender España díganos ¿Qué es para Ud. España? Porque si para Ud. España es contentar a todos, o no molestar a nadie a cambio de continuar en La Moncloa, es usted un presidente indigno.

Hemos abierto un foro para discutir este tema, si quieres hacer algun comentario pulsa aquí Este espacio al que te invitamos resulta más comodo que el que ofrece la bitacora.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Wycisto, Janos -

zp en el debate y en sus conclusiones ha hecho un "calvo" a todos los españoles de bien. especialmente duele semejante mofa a las victimas y los familiares de victimas del terrorismo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres