Blogia
FORO LIBER@L

¿Sensibilidad o terrorismo medioambiental ?

La ministra Narbona, fiel adoratriz de la secta de Kyoto, nos augura
toda una serie de males y plagas si no nos convertimos a los
postulados de su secta.

Según el estudio que esta ecologista desorejada ha presentado, España
será uno de los países que más sufrirá el supuesto cambio climático,
para finales de este siglo vaticina la subida del nivel del mar de más de un metro, con la consiguiente desaparición de playas, proliferación de "especies invasoras", aumento de las enfermedades vectorizadas por insectos y todo tipo de catástrofes naturales, vamos un escenario de lo más apocalíptico.

Cabría recomendar a la ministra Narbona la lectura del libro "El
Ecologista Escéptico" (Espasa-Calpe)del ex-militante danés de
Greenpeace, Bjorn Lomborg, en el que destruye convincentemente cada
una de las letanías del movimiento ecologista sobre el cambio
climático, la pérdida de biodiversidad, la contaminación, el hambre y
la pobreza en el planeta tierra. La reacción de los líderes
medioambinetalistas no fue, como habría sido de esperar, la de
establecer un debate científico sobre los datos objetivos sino la
condenar al hereje a la hoguera purificadora, llevando a Lomborg a los tribunales de su país acusado de deshonestidad intelectual. No hace falta decir que Lomborg ganó la partida legal.

Según el IPCC de las Naciones Unidas, si no hacemos nada la temperatura media en la tierra subirá en 2,53 grados en el año 2100, y que si aplicamos Kyoto, el aumento de temperaturas será "sólo" de 2,49 grados: una ganancia ridícula si la comparamos con los enormes costes económicos que comportará la reducción de emisiones prevista por el tratado. Esas ganancias son todavía menores si en lugar de aplicarse a nivel mundial, sólo lo hacemos los europeos (según las directrices dela UE) y éstas sólo afectan a una pequeña parte de las industrias emisoras, básicamente la industria de la electricidad.

Como se trata de un tema recurrente, es normal que disponga de un
dossier sobre el mismo del que echar mano, pero lo que si ha sido una
auténtica sorpresa, casi casi la cuadratura del círculo, es que muy
recientemente cayera en mis manos un número de la revista "Discover"
en el que uno de los líderes del movimiento ecologista, el profesor de la Universidad de Stanford, Stephen Schneider declaraba, refiriéndose a los ecologistas,: "Nosotros no sólo somos científicos, también somos seres humanos. Como tales, queremos un planeta mejor y para conseguirlo debemos conseguir el respaldo de la mayoría. Naturalmente, eso requiere una gran cobertura mediática y, para ello, debemos ofrecer escenarios escalofriantes, debemos hacer declaraciones dramáticas y no debemos mencionar las dudas que podamos tener sobre la validez de nuestras teorías". Pues bien apreciada ministra Narbona, quedan claras cuales son tus fuentes y quienes tus maestros de ceremonias, sin comentarios.

Más valdría que se haga perdonar de otra manera su pecado de posar
este verano sobre la piel de un pobre animal en una glamurosa revista
y no tener ningún remilgo en cargarse a la "posidonia" de nuestras
costas a base de una intoxicación de salmuera, claro que de una
neo-conversa a la secta de Kyoto se puede esperar de todo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres